Deporte seguro en el Campus Gigantes sede Getafe

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Arrancamos el primer día del campus, se nota en las caras una mezcla de sueño, ilusión y ganas por empezar, incluso se pueden apreciar nervios entre los más pequeños. Tras una breve charla de nuestro director Iñaki de Miguel y tras la toma de temperatura y desinfección nos encaminamos hacia los pabellones. Se nota que había ganas de campus. Los entrenamientos de la mañana arrancan intensos, todo transcurre entre entrenamientos, risas y presentaciones, quizás, durante las primeras horas la pregunta más escuchada fue, ¿tu dónde juegas?

Todo está en marcha, salimos a desayunar, el tiempo acompaña así que desayunamos juntos en la calle. Aquí tenemos más tiempo para seguir conociéndonos entre todos, aunque nos cuesta un poco volver a entrar a los pabellones, nos ponemos de nuevo manos a la obra.

Los más veteranos saben que ha llegado el momento del primer día de competiciones, por lo que la intensidad de la mañana se convierte en concentración y tranquilidad, muchos practican sus tiros mientras los entrenadores preparan todo. Una vez terminado, juntamos las manos en el centro como un verdadero equipo para lanzar el grito del campus y nos despedimos.

El segundo día iba a ser, quizás, el día más especial de la semana junto con las finales de las competiciones del último, y es que, tenemos una visita muy especial. Podemos conocer a Lennon The Lawyer, muchos ya saben quien es y otros nunca lo van a olvidar. Pocas veces se tiene la oportunidad de conversar y aprender de uno de los mejores jugadores de Streetball. Lennon empieza con una pequeña charla introductoria que tiene un efecto hipnótico en todo el campus, y es que nadie se quiere perder ni una sola palabra. Esta charla dio paso a la verdadera acción. Lennon da una pequeña muestra de lo que sabe hacer, y si con esto ya se intuían muchas bocas abiertas tras las mascarillas, lo que iba a venir iba a ser increíble. Nos sentamos alrededor de la pista exterior, se está organizando un 3×3 como los que podemos ver en los vídeos de Lennon. Manos levantadas, nadie quiere perderse la oportunidad de poder jugar contra una leyenda como The Lawyer. Quizás se lo tenía que haber pensado dos veces nuestro primer voluntario ya que no fue capaz de tocar la bola. Lennon dio una exhibición tan impresionante como divertida. Cuando parecía que ya se había acabado la visita, resulta que aún quedaba una master class con algunos movimientos que nos imparte el mismísimo Lennon The Lawyer, todos los jugadores y jugadoras prueban los gestos técnicos siguiendo sus indicaciones. Tras unas firmas y unas fotos, es hora de volver a los entrenamientos, hasta el final del día se seguían dando las conversaciones sobre lo que habíamos vivido durante la visita.

El rey del streetball en los Campus Gigantes Basket Lover

El tercer día, al igual que el “y tu dónde juegas” del primero, también tuvo su propia frase, ¡TENGO AGUJETAS! Ya se nota en las piernas todo el trabajo que venimos haciendo, pero como todo el mundo sabe, las agujetas desaparecen con más ejercicio. Todos conocen perfectamente las dinámicas a estas alturas, por lo que los entrenamientos arrancan fluidos. En seguida entramos en calor.

El día transcurre con normalidad, aunque ya en las competiciones de última hora se nota más tensión ya que todos saben que se acerca el momento de las finales. Todos se esfuerzan al máximo para terminar agotados una vez más.

El último día arranca con entrenamientos, pero los entrenadores tienen preparada una sorpresa para todos, la mitad de los entrenamientos matutinos se iban a dedicar a hacer juegos entre grupos, las risas y los gritos de ánimo inundan los pabellones, todos trabajan y se divierten. Y ahora sí, llegó el momento, las finales de las competiciones.

Los que llevamos más años viniendo al campus, entrenadores y jugadores, echamos de menos el ambiente de este último día, con las gradas llenas de familiares animando, aún así los ánimos de los compañeros a los participantes de sus grupos, como si de su equipo se tratase generan un gran ambiente de baloncesto y deportividad.

Se entregan los premios y se lanza el último grito del año. Ahora toca descansar y contar los días para volver a encontrarnos en verano. Los pabellones se van vaciando entre intercambio de choques de puños, últimas conversaciones e intercambio de redes sociales para no perderse la pista.

Por nuestra parte, no queda más que agradecer la confianza en nosotros y desear que los chicos lo hayan pasado bien, ahora tienen un merecido descanso antes de volver al trabajo en sus respectivos equipos.

Ya solos en el pabellón, los entrenadores juntamos las manos en el centro y también lanzamos el último grito a puerta cerrada.

¡1,2,3 GIGANTES!

 

Galerías de fotos y vídeos Navidad 2021

Otras noticias: